sábado, 18 de enero de 2020

I love this game!!!

Para un observador externo, en este proceso inversor, puede parecer que lo más complejo es analizar empresas con objeto de invertir en ellas. Por supuesto que lo es. Y mucho. Duden del que afirme lo contrario.

No obstante, para mí el paso más difícil no es ese. No es el metódico (y artístico) proceso de evaluar una idea de inversión para decidir finalmente si invertimos o no en ella. Es precisamente el encontrar esa idea, esa empresa que merezca entrar en el proceso analítico inversor, lo realmente complicado. Y sobre esto no existen manuales ni referencias que valgan, existiendo tantos procesos de búsqueda como inversores. Ya les aviso, tampoco esperen en estas líneas encontrar uno.

Uniendo esta reflexión con una de mis pasiones, el deporte, me encontré con un posible nicho de empresas, de ideas, susceptible al menos de ser analizado superficialmente. Este no es otro que las empresas que esponsorizan las camisetas de las franquicias NBA

A los lectores no habituados al baloncesto americano, le parecerá algo normal que las equipaciones deportivas tengan publicidad insertada en ella. Sin embargo, aunque parezca increíble hablando del país del marketing, este hecho dentro de la liga norteamericana es algo muy reciente. Y es que, hasta la temporada 2017-2018 las camisetas de los equipos NBA no lucían publicidad. Este "pequeño" paso, les ha supuesto a las franquicias sobrepasar la barrera de los 1.000 millones de dólares ingresados vía patrocinio, aupado un 30% por la posibilidad de esponsorizar la camiseta. 

De las treinta franquicias que existen en la NBA todas cuentan con publicidad en su camiseta, pero no todas de empresas cotizadas. Aunque todo lo relacionado con el baloncesto americano nos parezca que está impregnado de espectáculo y purpurina, y con un impacto mediático mundial, existen dentro de la liga mercados que se caracterizan por un claro arraigo local. Un exponente de este hecho pueden ser los Utah Jazz, patrocinados por Qualtrics, una empresa local dedicada a la gestión de experiencias. En este grupo también podemos sumar a los Kings de Sacramento. Esto explica que "sólo" la mitad de las franquicias tengan como patrocinador de sus camisetas a compañías que cotizan en bolsa. Por orden alfabético, vamos a hacer un repaso de ellas:

1) Boston Celtics: General Electric Company. 

 



2) Charlotte Hornets: Lendingtree Inc.

 




3) Cleveland CavaliersGoodyear Tire & Rubber Co.


 





4) Denver Nuggets: The Western Union Company.













5) Detroit PistonsFlagstar Bancorp Inc.











6) Golden State WarriorsRakuten.








7) Indiana PacersMotorola.









8) Los Angeles LakersWish.


 




9) Memphis GrizzliesFedEx.






10) Milwauekee BucksHarley-Davidson Inc.








11) Minnesota TimberwolvesFitbit.











12) Orlando MagicDisney.

 




13) Phoenix SunsPaypal.











14) San Antonio SpursCullen/Frost Bankers, Inc.








15) Toronto RaptorsSun Life Financial Inc







Como decíamos anteriormente, si hay un deporte que es internacional, y con un impacto cada vez más global, ese sin duda es la NBA. Por consiguiente, el desembolso que cualquiera de estas marcas ha tenido que realizar para poder lucir su logotipo en la equipación de estos equipos ha tenido que ser importante, sin duda fuera del alcance de malos negocios. Nos encontramos por tanto ante un posible screener, un caladero de ideas que puede ser muy interesante. Analicemos si hay posibilidades que así sea.


-¿Qué resultado habríamos obtenido en 2019 de haber invertido en todas las cotizadas patrocinadoras?

Os expongo a continuación una tabla de realización propia con el resultado obtenido en 2019 en sus respectivos mercados de cada una de las compañías:

















Vemos como hubiéramos ganado dinero invirtiendo en trece de los quince valores, es decir, un 86% de las compañías han obtenido una revalorización bursátil positiva en 2019, siendo esta prácticamente en su totalidad de doble dígito (la excepción ha sido Harley-Davidson con un YTD 2019 del 9%). No sólo eso, invirtiendo en las primeras ocho posiciones nuestra rentabilidad hubiera sido superior al 30%. 


-¿Se pueden catalogar estos resultados de muy buenos? 

Desde luego los resultados obtenidos son buenos, pero para valorarlos correctamente habría que hacerlos contrastando los obtenidos por su benchmark. Si construyeramos un índice sintético, equiponderando los 15 valores analizados, dicho índice (al que podemos llamar NBA15 por ejemplo), hubiera obtenido una rentabilidad en 2019 del 25,25%. En mi opinión, y dado que todas las compañías patrocinadoras cotizan en EEUU excepto dos, podríamos comparar la evolución de dicho índice sintético con la obtenido por el SP500, que en 2019 ha sido del 28,88%. Por consiguiente, podemos concluir que, aunque los resultados obtenidos de media por estas quince compañías han sido positivos, no dejan de estar en línea con la evolución del mercado americano. 

No obstante, hablamos de la comparación de un sólo año, por lo que cualquier comparativa obtenida no hubiera sido significativa. Continuaremos monitorizando los resultados de estas quinces compañías y los cotejaremos con el benchmark con objeto de ver en el futuro si podemos obtener algún tipo de conclusión. En estos días, dejaré la plantilla de Google Sheet donde tomo los datos fijada como pública en el blog, para que todo aquel que quiera pueda verla.


-¿Tienen relación los resultados con la evolución deportiva?

Aunque me salga un poco de la temática puramente inversora, a modo de "Bonus track", vamos a analizar si existe una relación directamente proporcional entre los buenos resultados bursátiles y deportivos. Podemos obtener las siguientes conclusiones estadísticas:

-El 60% de los equipos que contaban con un patrocinador que cotiza en bolsa, se clasificó para los Playoffs. Vemos cómo este porcentaje se va incrementando conforme vamos pasando de ronda., siendo el 62,50% en las semifinales de conferencia.

-En las finales de conferencia, donde ya quedan los cuatro mejores equipos de la pasada campaña, tres de ellos, el 75%, los Bucks, Warriors y los campeones Raptors, cuentan como patrocinadores a marcas cotizadas, habiendo obtenido todas ellas resultados positivos. La final de la NBA la juegan dos equipos con sponsor cotizado, por lo que el porcentaje se culmina en el 100%.

-Los dos únicos valores con rendimiento negativo en 2019 coinciden que patrocinan equipos que no se clasificaron para los Playoffs.


En este sentido, se podría concluir afirmando que tienes más posibilidades de lograr el anillo si cuentas con un patrocinador que sea una compañía cotizada  que si cuentas con uno que no cotiza. Esta conclusión no obstante, aparte de contar sólo con datos de un año, responde a una clara lógica económica. Las mejores compañías querrán patrocinar a las mejores franquicias. Al igual que decíamos anteriormente cuando nos referíamos a conclusiones financieras, seguiremos la evolución esta temporada de los datos para ver si se pueden obtener correlaciones concluyentes.


Vamos a ir dando por concluida la entrada, que no la temática, ya que seguiremos la evolución de los datos en esta temporada 2019-2020. El anillo deportivo en la pasada campaña lo ganaron los Toronto Raptors, pero en los mercados se fue para Denver con una rentabilidad del 56,98%. ¿Quienes serán los sendos ganadores este curso baloncestístico? Si queréis saberlo seguid atentos al blog.

I love this game!!!!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Resumen Agosto 2020

Suelo escribir estas líneas resumiendo el mes que dejamos el primer fin de semana del que entra, ya que durante los días laborables me es im...