martes, 17 de septiembre de 2019

Un nuevo proyecto personal: EFP

Aquellos que me conocen saben que soy lo que viene denominándose "un culo inquieto". Hace unos años decidí obtener la certificación EFA ("European Financial Advisor"). Fue todo un reto en lo personal y en lo profesional, al que tuve que destinar bastante horas, sobre todo en detrimento de mi familia. Finalmente conseguí aprobar el examen y desde 2017 soy Asesor Financiero Europeo certificado. 

Desde el momento que me dieron el título tuve en mente no quedarme ahí y completar el ciclo, obteniendo la siguiente y última certificación, en este caso como EFP ("European Financial Planner").


Como Asesor Financiero uno está en disposición de recomendar a un cliente acerca de qué inversiones son las más aconsejables según su situación personal, laboral, económica, etc. 

Como Planificador Financiero se da un paso más, no asesorando en determinados productos sino planificando íntegramente toda la vida económica del individuo, inclusive su planificación sucesoria.


¿Por qué obtener la certificación EFP?:

  1. Primero para seguir formándome y mejorando constantemente como profesional.
  2. En segundo lugar, debido al derrotero que está tomando el sector del asesoramiento y el bancario en general. Vamos hacia un sector dominado por el big data y la inteligencia artificial, con cada vez más procesos automatizados. Ante este panorama, cobra cada vez más importancia el poder añadir valor tanto al cliente como a la propia empresa para la que uno trabaje en aquellas cuestiones relativas al patrimonio del inversor que aún sigan necesitando asesoramiento y relaciones personales.
  3. Entroncado con el punto 2, percibo que también vamos virando paulatinamente hacia un modelo anglosajón, donde los clientes, al igual que tienen su abogado o su asesor fiscal, paguen por tener los servicios de un asesor/planificador financiero independiente.


¿Por qué EFP y no otra certificación?

Como muchos de vosotros sabréis, existen muchas certificaciones de sobrado prestigio: CFA, CAIA, FRM, etc. En el mundo inversor tiene mucha relevancia el CFA, ya que es una certificación que suelen tener los principales gestores de fondos de inversión. 

Personalmente, viendo mi trayectoria personal laboral, entiendo que me puede aportar más curricularmente hablando completar el ciclo del asesor/planificador obteniendo el "planner". Además, EFPA cuenta con una reputación y un prestigio avalado en toda europa.

A todo esto hay que unir que es una certificación que, por su complejidad, no está muy extendida. De la misma forma que existen múltiples foros donde candidatos al EFA o al CFA interactúan, se dan consejos acerca de la forma idónea de prepararse la certificación, etc., apenas se encuentra esto sobre el EFP. Por eso mismo, pretendo destinar una parte del blog a que se convierta en mi propio cuaderno de bitácora, donde vaya señalando los hitos más relevantes en mi preparación como candidato por si puede servirle a cualquiera que se encuentre en la misma situación. Así mismo aprovecho para llamar la atención de cualquiera que ahora mismo se encuentre preparándose la certificación por si quiere contactar conmigo y podemos prestarnos ayuda mutua.

!Os tendré informados de los avances!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cierre Cartera Noviembre 2019

Termina otro mes y, como viene siendo habitual ya, pasamos a comentar la evolución de la cartera. Podemos resumir la entrada diciendo que ...