miércoles, 21 de agosto de 2019

Fase acumulativa en la creación de una cartera (I)

"No soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones". Me siento muy identificado con esta frase. Viene a colación citarla ahora, en momentos de incertidumbre en los mercados, con jornadas generalizadas de caídas, cuando muchos amigos me preguntan cómo las afronto. Mi respuesta reconozco que es algo ambigua, pero es que mis verdaderos sentimientos lo son también. No puedo decir que me alegre ver los mercados en rojo, pero mentiría si dijera que me preocupa. Máxime cuando no puedo hacer nada para revertir esa situación. De ahí la frase con la que empieza la entrada.

Antes de profundizar en la idea, creo necesario aclarar un concepto. En mi opinión, existen básicamente dos fases por la que pasa un inversor:


  1. Fase acumulativa.
  2. Fase de mantenimiento y/o cobro de rentas.

La primera suele coincidir con la etapa donde el inversor puede destinar más cantidad de ahorro para ir conformando su cartera. Es habitual que se dé en un momento vital donde hemos comprado nuestra vivienda y estamos asentados familiar y laboralmente. Que sea el caso más habitual no quiere decir que sea el ideal. Ya vimos que lo idóneo es comenzar esta fase lo más temprano posible para aprovechar la poderosa palanca de la capitalización compuesta.

La segunda etapa si está más delimitada en el tiempo, coincidiendo con la jubilación del inversor o tras conseguir la ansiada independencia financiera, en el mejor de los casos. En esta fase no se suele seguir aportando a la cartera sino se disfruta de los rendimientos de la misma.

Aclarados estos conceptos, nos vamos a centrar en la fase acumuativa en esta entrada del blog.

En la fase acumulativa, como su propio nombre indica, el propósito es acumular lo máximo posible, ya sea de acciones, participaciones, inmuebles o lingotes de oro. Como se puede observar, no hablamos en esta etapa de rentabilidades positivas ni de crecimiento de la cartera. Hablamos de acumular activos financieros, cuantos más mejor. 

Supongamos que en esta fase acumulativa, contamos con mil unidades monetarias mensuales de ahorro, las cuales podemos destinar a comprar activos financieros (acciones, participaciones, etc). Mientras más barato sea el precio (que nunca el valor) de mercado de esos activos, con las mismas unidades monetarias disponibles, más podremos adquirir. Simple. Esto además se complementa muy bien con la diversificación que pienso que es más ventajosa para cualquier cartera: la temporal. 

Esta idea no es fácil de asimilar, no por su complejidad conceptual, sino psicológica. Hay que tener estómago para ir viendo no sólo como tú cartera cae, sino como aprovechas esas caídas para ir haciendo más compras. En este sentido, me identifico mucho con una frase de Peter Lynch: "El destino de un inversor lo marca su estómago, no su cerebro".

Por consiguiente, desde un punto de vista completamente racional, y reduciéndolo al absurdo, podríamos afirmar que en esta fase de creación de nuestra cartera, nos son más beneficiosas las caídas que las subidas de mercado. Lógicamente, tampoco es eso, ya que necesitamos la palanca de la capitalización compuesta para el crecimiento exponencial de nuestro portfolio y ésta ha de ser positiva. Por eso, y retomando las palabras del comienzo de la entrada, periodos bajistas no han de ser tomados de forma negativa. Pensemos que es el impulso que necesitamos para ir acumulando activos, a la espera de un cambio de tendencia.

Una vez interiorizado esto, lo siguiente que debemos preguntarnos es: "¿en qué activos invierto en esta fase acumulativa? ¿en qué proporción? Mi opinión sobre la respuesta idónea a esas preguntas la dejaremos para la siguiente entrada.

Ya sabéis, descansad este verano y aprovechar para ir acumulando todo lo que podáis. Un saludo a mis lectores.







4 comentarios:

  1. También creo que acumular para la jubilación cuando la salud y vitalidad no es la misma ,es perder un poco del disfrute del dinero.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su respuesta y por leer el blog. Pienso como usted. Es un error ahorrar y malvivir como lo es el otro extremo. Como en casi todo en la vida, en el punto medio está la virtud. Un saludo.

      Eliminar
  2. Buenas noches.

    Tras leer su post, que he descubierto de casualidad por su cuenta de twitter, he de comentar que me ha recordado mucho a lo que hacia/decia un abuelo mio que fallecio a principios de siglo y que como usted fue empleado de banca durante toda su vida.

    Dire brevemente que trabajo de "todo" en dos bancos desde los años 40 hasta finales de los 70 y ascendiendo, al final de su vida que llego a ser lo que hoy seria( los organigramas han cambiado mucho) una mezcla entre director de oficina por abajo y un director de zona o regional por arriba.

    En algun momento de su vida, una vez estabilizada su posicion economica y familiar decidio de alguna forma " invertir " en acciones, ya que en aquellos año o tenias cuentas de ahorros o tenias acciones, no existia otra posibilidad, ademas de lo complicado que era comprar acciones pues se hacian en el mercado de corros por lo que tenias que comprarlas personalmente, anecdotas al margen, el tenia un sistema parecido al que comenta de acumular, sus ahorros iban a comprar acciones que primero fueron una o dos y luego fueron varias, siempre intentando diversificar y comprando poco a poco, durante casi todos los meses y alguna vez casi semanalmente.

    Sus acciones al principio fueron de bancos que era lo que el entendia, pues se analizaba todos los balances, los resultados, que ademas entonces eran fiables y de verdad, no como ahora. Luego fueron otras empresas siempre intentando diversificar, como por ejemplo electricas que existian en la epoca.

    Adelanto que todo a día de hoy en conjunto esta amortizado, pero todas las empresas de las que metio algo de dinero( como pasa con todas las que cotizaban) o se han fusionado, o no existen porque han quebrado, o han cambiado de nombre por absorción.

    El creia en el sistema de acumular que usted comenta tanto a la baja como al alza, porque entre otras cosas el creia en el largo plazo, y en los ultimos años realmente consiguio unas rentas anuales con las que vivio mas tranquilamente los ultimos años, y con el lema a sus hijos de no vender salvo necesidad.

    Mi padre y sus hermanos, que se han dedicado a sectores totalmente distintos, no han seguido con esas estrategia, se han limitado a cobrar dividendos, algunos han vendido acciones y otros no, pero no han metido dinero en la bolsa, y es mas probablemnente nunca hubieran metido.

    Luego estamos los nietos, en los que hay de todo, alguno pasa totalmente, otros estamos mas pendiente de como evoluciona todo pero con una situacion distinta, pues viendo como esta la cosa, lo que tengas ahorrado, no lo metes ni de coña en la bolsa tal y como esta y prefieres ahorrar visto la situacion que se ha vivido en los ultimos 10-12 años en españa, que ni el que es funcionario tiene un puesto asegurado.

    Si que es cierto que hoy en dia hay mas facilidades para comprar vender, y muchas bolsas y acciones, que estan bien como algunas de usa ( mi abuelo por ejemplo ni se plantearia eso y alomejor ni siquiera sabria si se podrian comprar acciones por ejemplo de cocacola en los años 60 en usa), cosa que me hubiera gustado preguntarle ya que hace 20 años yo no tenia los conocimientos ni las inquietudes de ahora.....

    Simplemente le queria comentar a modo de reflexion, usted seguramente pensaria que habria que haber vendido hace años o alomejor no, en cualquier caso no es decision mia, pues las acciones no las tengo yo.

    Un saludo.

    PD: son acciones compradas en los 60-70-80 por lo que muchas algunas ni existen.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Jesús. Ante todo darle las gracias por tomarse la molestia de leer mi blog. Me parece muy interesante su reflexión. Me quedo con que su abuelo tenía claro algo muy importante en el buen inversor: conocer su círculo de competencia.

    Reciba un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Cierre Cartera Agosto 2019

Acaba de terminar un agosto bursátil, que para nada ha sido de transición en los mercados. Y es que mientras un solo tweet de Trump pueda p...