miércoles, 21 de agosto de 2019

Fase acumulativa en la creación de una cartera (I)

"No soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones". Me siento muy identificado con esta frase. Viene a colación citarla ahora, en momentos de incertidumbre en los mercados, con jornadas generalizadas de caídas, cuando muchos amigos me preguntan cómo las afronto. Mi respuesta reconozco que es algo ambigua, pero es que mis verdaderos sentimientos lo son también. No puedo decir que me alegre ver los mercados en rojo, pero mentiría si dijera que me preocupa. Máxime cuando no puedo hacer nada para revertir esa situación. De ahí la frase con la que empieza la entrada.

Antes de profundizar en la idea, creo necesario aclarar un concepto. En mi opinión, existen básicamente dos fases por la que pasa un inversor:

  1. Fase acumulativa.
  2. Fase de mantenimiento y/o cobro de rentas.

La primera suele coincidir con la etapa donde el inversor puede destinar más cantidad de ahorro para ir conformando su cartera. Es habitual que se dé en un momento vital donde hemos comprado nuestra vivienda y estamos asentados familiar y laboralmente. Que sea el caso más habitual no quiere decir que sea el ideal. Ya vimos que lo idóneo es comenzar esta fase lo más temprano posible para aprovechar la poderosa palanca de la capitalización compuesta.

La segunda etapa si está más delimitada en el tiempo, coincidiendo con la jubilación del inversor o tras conseguir la ansiada independencia financiera, en el mejor de los casos. En esta fase no se suele seguir aportando a la cartera sino se disfruta de los rendimientos de la misma.

Aclarados estos conceptos, nos vamos a centrar en la fase acumuativa en esta entrada del blog.

En la fase acumulativa, como su propio nombre indica, el propósito es acumular lo máximo posible, ya sea de acciones, participaciones, inmuebles o lingotes de oro. Como se puede observar, no hablamos en esta etapa de rentabilidades positivas ni de crecimiento de la cartera. Hablamos de acumular activos financieros, cuantos más mejor. 

Supongamos que en esta fase acumulativa, contamos con mil unidades monetarias mensuales de ahorro, las cuales podemos destinar a comprar activos financieros (acciones, participaciones, etc). Mientras más barato sea el precio (que nunca el valor) de mercado de esos activos, con las mismas unidades monetarias disponibles, más podremos adquirir. Simple. Esto además se complementa muy bien con la diversificación que pienso que es más ventajosa para cualquier cartera: la temporal. 

Esta idea no es fácil de asimilar, no por su complejidad conceptual, sino psicológica. Hay que tener estómago para ir viendo no sólo como tú cartera cae, sino como aprovechas esas caídas para ir haciendo más compras. En este sentido, me identifico mucho con una frase de Peter Lynch: "El destino de un inversor lo marca su estómago, no su cerebro".

Por consiguiente, desde un punto de vista completamente racional, y reduciéndolo al absurdo, podríamos afirmar que en esta fase de creación de nuestra cartera, nos son más beneficiosas las caídas que las subidas de mercado. Lógicamente, tampoco es eso, ya que necesitamos la palanca de la capitalización compuesta para el crecimiento exponencial de nuestro portfolio y ésta ha de ser positiva. Por eso, y retomando las palabras del comienzo de la entrada, periodos bajistas no han de ser tomados de forma negativa. Pensemos que es el impulso que necesitamos para ir acumulando activos, a la espera de un cambio de tendencia.

Una vez interiorizado esto, lo siguiente que debemos preguntarnos es: "¿en qué activos invierto en esta fase acumulativa? ¿en qué proporción? Mi opinión sobre la respuesta idónea a esas preguntas la dejaremos para la siguiente entrada.

Ya sabéis, descansad este verano y aprovechar para ir acumulando todo lo que podáis. Un saludo a mis lectores.







lunes, 5 de agosto de 2019

Cierre Cartera Julio 2019

Como ya viene siendo habitual en los últimos meses, vamos a darle un repaso a la evolución mensual de la cartera.

Para empezar, como ya anunciamos en la entrada con el cierre de junio, ha entrado a formar parte de la cartera un nuevo valor. No es otro que Burford Capital.

No creo que haya ningún lector que no conozca esta compañía, pero por si acaso vamos a dedicarle un par de líneas. Burford básicamente es una empresa financiera, ya que su actividad principal es precisamente financiar litigios. Existen muchas compañías que no disponen de recursos para iniciar pleitos por robo de patentes, marcas, o cualquier otra motivación jurídica. Burford analiza el caso, y si ve perspectivas positivas, financia el pleito asegurándose una parte importante de los beneficios que se obtengan.

Como podéis intuir, este negocio es dificilmente valorable, existiendo una gran discrepancia entre los analistas que ven en ella una empresa sumamente infravalorada, y aquellos que ven un modelo fácilmente copiable y sin ventajas competitivas. Como muestra de su impredecibilidad, tenemos la última presentación de resultados, coincidiendo con el 1H. Aparentemente fueron excelentes:

  • Ingresos aumentando un 40% respecto al 1H 2018
  • Beneficios después de impuestos creciendo un 36% respecto al 1H 2018
  • ROIC aumentando hasta el 91%

El mercado tomó esos resultados con euforia en un primer momento, para darse la vuelta ese mismo día y acabar en rojo. La explicación "oficial" es que el mercado no la entiende. Puede ser. Yo opino que, aparte de eso, la compañía tiene un handicap difícilmente subsanable: su regularidad/estabilidad en la generación de caja. Esa "debilidad", está intrínsecamente ligada a su propia actividad. 

A aquellos interesados en conocer un poco mejor el valor, les animo a escuchar el podcast de los amigos de @valueinvestingfm en el que entrevistan a Iban Reus (@lowriskvalue) y habla sobre la compañía. Les dejo por aquí el enlace: https://www.academiadeinversion.com/short-selling-apalancamiento-iban-reus-value-investing-fm/



Pasando ya a resumir la evolución de la cartera, decir que julio ha terminado con una caída de un 3,36% (3,06% contando dividendos). Viendo lo que está sucediendo en estas primeras jornadas bursátiles de agosto, ese 3,36% parece más una anécdota que otra cosa. 

En el lado negativo destacan sobremanera dos "sospechosas habituales": Aryzta y Gamestop. Ambas caídas tienen un denominador común: no han venido aparejadas de cambios en la tesis ni de una presentación de resultados. 

La posición en Aryzta nos ha caído un 25%, estando ya en entornos de 0,80 CHF. Parece que tendremos que estar atentos a la siguiente presentación de resultados a ver si empiezan a verse los brotes verdes derivados de las medidas tomadas con la ampliación de capital. Parece que Cobas está comunicando a sus inversores preocupados que va a ir deshaciendo posiciones, pero aún hoy en día sigue siendo su principal posición. Toca esperar.

Con GME pasa algo similar. No ha habido noticias acerca de la compañía que hayan provocado la bajada del valor en julio. En nuestra cartera ha supuesto un 24%. Pensamos que la siguiente presentación de resultados va a ser clave. Con GME podemos aplicar la misma frase que con Aryzta: ha cambiado el precio, no la tesis. Confiemos.

En el lado positivo destacamos Apple como principal dique de contención de las bajadas. La compañía de la manzana vuelve a presentar resultados esperanzadores, dejando bien a las claras que no liga el éxito de la compañía exclusivamente a las ventas de los Iphones. Ha subido un 10% en el mes y se convierte en la compañía con mayor peso en la cartera.

Dejamos a continuación gráfico con la distribución de las distintas compañías dentro de la cartera:



Terminamos de escribir esta entrada con los mercados cerrados hoy 5 de agosto, día en el cual la cartera ha bajado todo lo retrocedido en el mes de julio. Hay que seguir. No diré que me alegre de este hecho, pero estando en un periodo de acumulación y de creación de la cartera, tampoco me entristece. Sobre este "sentir" os hablaré en breve en una nueva entrada que estoy preparando, coincidiendo con la cercana llegada de mis vacaciones.

Aprovecho para felicitar unas buenas vacaciones a todos mis lectores/as. Yo empiezo las mías en el "paraíso" donde tengo la suerte de vivir, la costa malagueña. !El que quiera un espeto y hablar de bolsa ya sabe donde estoy! Un abrazo.

Cierre Cartera Septiembre 2019

Con un poco de retraso con respecto a lo habitual, vamos con una de las secciones clásicas del blog: El repaso a la evolución mensual de la ...