domingo, 30 de septiembre de 2018

La diversificación: esa gran aliada

Leí una vez a un inversor afirmar que su fórmula mágica era bien sencilla: salud, diversificación e interés compuesto. No le falta razón.

Cuando se habla de las bondades de la diversificación, en la mayoría de los casos hacen referencia a:

  • Diversificación de activos (renta variable, renta fija, sector inmobiliario, etc.), 
  • Diversificación por sectores (cíclicas, farmaceúticas, constructoras, bancos, retail, shiping, automóviles, robótica, tecnológicas, etc.)
  • Diversificación geográfica (Europa, USA, emergentes, etc.)
Todas estas clases de diversificaciones (y/o la suma de ellas) buscan el mismo objetivo: minimizar la volatilidad de la cartera del inversor.

Sin embargo, en esta entrada, no vamos a hablar de estas diversificaciones, sobre las que ya existe sobrada literatura, sino sobre otro tipo de diversificación, no tan de moda, pero, en mi opinión, igual de importante o más que las demás: LA TEMPORAL.

¿En qué consiste la diversificación temporal? Muy sencillo. La estrategia personal que implemento para conseguir la diversificación temporal radica en tener un plan de inversiones prefijado e ir entrando en el mercado en los momentos temporales indicados en dicho plan, sin importar el ruido de mercado que haya en cada momento.



Según esto, habrá inversores que, en función sus ingresos y capacidad de ahorro, puedan invertir de forma mensual, trimestral o anual. Se trata de destinar a su cartera siempre una misma cantidad fija en esos periodos de tiempo, evitando la tentación de querer acertar si el momento de mercado es el adecuado o no (querer hacer Market Timing). Con este planteamiento eludimos caer en unos de los principales errores psicológicos de cualquier inversor en bolsa: comprar cuando los mercados suben y no hacerlo cuando bajan. Con esta metodología hubiéramos comprado en pleno Brexit o tras las elecciones estadounidenses que culminaron con Trump como presidente, cuando nuestro sentido común inversor nos haría quedarnos al margen ante las turbulencias del mercado. Ambas compras hubieran sido excelentes.

Una de las principales pruebas de la utilidad de esta diversificación la tenemos en un producto similar en "sus tripas" al fondo de inversión: Los planes de pensiones. En mi día a día veo muchos partícipes que, llegada su edad de jubilación, deciden rescatar su plan de pensiones. En la gran mayoría de los casos (por no decir la totalidad), vemos que aquellos partícipes que han tenido su plan de pensiones durante 15 años en adelante, con aportaciones mensuales, cuando lo rescatan, el mismo lleva acumulado una importante rentabilidad. Ese plan de pensiones ha pasado por la caída de Lehman Brothers, por la crisis de Chipre y Grecia, por el Brexit, por Trump, etc., pero el partícipe no ha sido consciente de ello, y ha mantenido su estrategia preestablecida intacta: ha continuado con sus aportaciones periódicas.

Esta estrategia de diversificación responde subyacentemente a otro eterno debate que de forma periódica salta a la palestra entre la comunidad inversora: ¿debo estar siempre invertido o debo guardar algo de liquidez? Al igual que manifestaba en otras entradas, en este mundo no hay verdades absolutas, ni todo es blanco o negro, sino que, parte de su riqueza, es que cada uno dentro de una misma estrategia, puede tener sus propias formas de interpretarla. Para mí, que defiendo la utilidad de la estrategia de diversificación temporal, la respuesta es que debo estar siempre invirtiendo según mi plan preestablecido, por lo que no debo mantener liquidez. Otra cuestión sería si de repente, vía premio de lotería o herencia, recibiera una importante suma de dinero, donde sería necesario un análisis distinto por su excepcionalidad.

Habría otras cuestiones a plantearse para profundizar en este concepto de diversificación, como por ejemplo si es compatible hacerlo con gestión activa o es exclusivo de la pasiva, o si, como defienden algunos, sería conveniente incrementar las aportaciones en épocas bajistas. Dejaremos esas cuestiones para otra entrada (diversificando temporalmente los contenidos), ya que es un concepto que personalmente me apasiona.

Espero que el contenido de esta entrada haya sido de vuestro agrado, y que, tras su lectura, y dada la importancia que este blog le damos al tiempo, no haya significado para vosotros una pérdida del mismo.

Como siempre, para debatir sobre este u otro tema, me tenéis disponible en Twitter en @ahidalgoa. Saludos.



viernes, 14 de septiembre de 2018

Volvemos a la carga con una de las secciones que pretendo que convertir en un clásico del blog: El Radar.  

Hoy, en la segunda entrada dentro de esta sección, actualizaremos nuevamente los valores que llevamos en seguimiento, ordenados según la probabilidad de entrada en la cartera.


1) Bayer: Ya la incluimos en el radar del mes pasado cuando cotizaba a 78 euros. Estos días hemos visto como ha tocado los 69 euros por acción, por lo que continúa como primera opción para formar parte de la cartera en el corto plazo. El mercado sigue penalizando el posible aluvión de demandas judiciales. Sea como fuere, y aunque éstas prosperaran, me parece que la cotización sigue siendo de derribo. Anterior posesión: 1º


2) Inditex: De no estar en el anterior listado, a aparecer, nada más y nada menos, en el puesto segundo. La explicación: http://www.buscandoindependenciafinanciera.com/2018/09/inditex-segunda-y-ultima-oportunidad.html. Ya comenté, en la entrada señalada, que me parecía una excelente oportunidad de entrada tras la caída provocada por unas cuantas recomendaciones negativas sobre el valor de ciertos bancos de inversión. Llegaron los resultados semestrales y, sin ser excelentes, sirvieron al menos para disipar ciertas dudas que sobrevolaban sobre la compañía. Ha recuperado algo de la caída, pero, cotizando en entornos de 26 euros, me parece una excelente oportunidad para posicionarse a largo plazo. Recordemos que ya la llevamos en cartera a 25 euros por acción. Anterior posesión: Nuevo.


3) Philip Morris: La compañía tabaquera continúa formando parte de las acciones sobre las que tenemos puesto el foco. Ya nos parecía el mes pasado, cotizando a 84 $, que podía suponer una buena oportunidad de entrada. No habiendo cambiado nada en cuanto a los fundamentales de la compañía, ahora que cotiza en entornos de 79 $, lógicamente tiene que seguir estando en puestos de privilegio. En este sentido, recomiendo las siguientes entradas del compañero @DivRentable (Dividendo Rentable), que explican bastante bien las principales compañías del sector del tabaco:

https://dividendorentable.blogspot.com/2018/08/tabaco-rentable-1a-parte.html
https://dividendorentable.blogspot.com/2018/08/tabaco-rentable-2a-parte.html
https://dividendorentable.blogspot.com/2018/08/el-tabaco-tiene-margen.html

Anterior posesión: 2º

4) Kraft Heinz: No me extiendo en la explicación de esta empresa. Me parecía interesante a 61 $ el mes pasado, y creo que sigue siéndolo ahora cotiza a 58 $. Otra líder mundial. Anterior posesión: 3º


5) Keck Seng Investments HK: Idea muy de moda en el mundo "value". Empresa hongkonesa especializada en la gestión hotelera. Escuchas la tesis de inversión de Javier Ruiz de Horos A.M. (recordemos que esta compañía está entre las que más ponderan en su fondo Horos Internacional), y no encuentras una sola buena razón para no invertir en ella: valoran sus activos a coste de adquisición (importantes hoteles en zonas turísticas), se beneficiarán de la apertura del puente entre Hong Kong y Macao, donde tienen importantes inmuebles, etc. Anterior posesión: Nuevo.


Estas son, a día de hoy, las compañías a las que estamos realizando un seguimiento especial. También tenemos otras empresas que, sin ser objeto de estudio permanente o tan exhaustivo, las tenemos en cartera (y nunca mejor dicho) para su posible incorporación, como por ejemplo: Orsero, Porshe, Corticeira Amorim, Walt Disney, entre otras.


Como siempre digo, no pretendo que mis comentarios influyan en vuestra decisión de compra, ya que no constituyen ninguna recomendación. 

Espero que la lectura sea de vuestro agrado.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Inditex, ¿segunda y última oportunidad?

12 de septiembre. Anoten esta fecha. ¿Algo especial pasa ese día? Realmente no. Simplemente Inditex presenta los resultados del primer semestre. No obstante, en los mentideros de las casas de análisis, da la sensación que estos resultados pueden ser significativos para el devenir de la compañía.

Morgan Stanley y JP Morgan en un primer momento, Credit Suisse, Citi y Goldman Sachs después, han sido los primeros en mostrar sus predicciones al mercado. Tras el resultado de las mismas, ITX ha bajado un 11% en apenas una semana. Don Amancio ha visto reducido su patrimonio en más de 3.000 millones. Así. De la noche al día.

El lector pensará que habrá habido unanimidad en los vaticinios de los analistas cuando la acción ha tomado la senda bajista reseñada. Nada más lejos de la realidad. Las opiniones están divididas entre los que piensan que los resultados de la empresa defraudarán al mercado, y los que opinan que el actual precio de la acción puede dar una clara señal de entrada. 

Morgan Stanley, Credit Suisse y Goldman Sachs se posicionan en la vertiente negativa. ¿Qué argumentos esgrimen? En mi humilde opinión, nada reseñable. O al menos, nada nuevo. Vuelven a poner encima del tapete la madurez del negocio textil, y las implicaciones que sobre el mismo tiene la venta online. Este hecho provocaría que los resultados de la multinacional gallega fueran únicamente catalogados como buenos, en vez de excelentes. No es este el único caballo de batalla de Inditex. El castigo a que están siendo sometidas las divisas también afecta negativamente a su cuenta de resultados.

Citi, sin embargo, fija en 31 euros por acción el precio objetivo de la compañía, lo que supondría un incremento de un 21% respecto al cierre de la sesión bursátil de hoy. Como vemos, no hay unanimidad en las predicciones, pero sí en la dinámica que ha tomado la cotización del valor.

¿Qué hacer ante este escenario que se nos plantea? No pretendo que mi opinión sea tomada como una recomendación de compra, pero desde mi perspectiva Value, me posiciono más con la corriente optimista. ¿Existe en España una empresa que cumpla con más rigurosidad las características que los expertos en inversión en valor aconsejan? Recordemos:


  • Accionariado principalmente familiar (Skin in the Game)
  • Caja neta. Empresa sin deuda.
  • Management de reconocido prestigio.
  • Ventajas competitivas.


Cuando allá por mayo, Iván Martín y otros gestores, aprovecharon la bajada de la acción para introducir Inditex en sus carteras, muchos inversores sintieron que habían perdido ese tren. Paradojas del destino (y de Mister Market, que a veces hace cosas raras), ahora parece que se abre otra oportunidad. ¿Será la segunda y última? Nadie lo sabe. Quizás se salgan con la suya los agoreros que piensan que ITX no está sabiendo migrar su negocio al comercio online. Yo no comparto esa opinión. Y en el caso que así fuera, y hubiera que "recalcular la ruta", me siento más seguro sabiendo que pilota Pablo Islas esta nave, con cero deudas, y con mucha liquidez en la caja.

Para despedir la entrada, copio enlace de la ponencia que Iván Martín realizó en mayo en el "Iberian Value", defendiendo su tesis de inversión en la compañía gallega, alojado en Youtube en el canal de Finect.

https://www.youtube.com/watch?v=mrfkWDTZx2U

Cierre Cartera Septiembre 2019

Con un poco de retraso con respecto a lo habitual, vamos con una de las secciones clásicas del blog: El repaso a la evolución mensual de la ...